Wednesday, October 15, 2014

Reuniones y Protocolos




Nunca me gustaron las reuniones ni los protocolos. No me gustan los tumultos, las multitudes. Me aterra ver tanta gente junta.

Sin embargo hay hechos en mi vida en los que sí debí estar presente. No debí evitarlos. Y hubo otros tantos en los que estuve presente pero de la manera inadecuada. Ahora que pasé los cuarenta, no es que me arrepienta, sólo quería hacer un ejercicio de conciencia para no equivocarme otra vez.

1.

Nunca asistí a mi ceremonia de graduación cuando terminé la carrera universitaria y mucho menos a la fiesta. No tengo la clásica foto con toga y birrete. No sé lo que es vestir ese traje negro, ni lanzar el birrete al aire. Mi mamá ni mi papá tienen recuerdos que contar a los familiares ni yo tengo fotos que compartir. Ahora a mis cuarenta pienso que debí asistir por más que no me gustara. Recién ahora entiendo que es importante tener esas remembranzas en la memoria para poder contarlas a los hijos.

2.

Cuando culminé el curso de especialización en finanzas y habiéndose aprobado mi tesis para optar el título de economista, se me presentó una segunda oportunidad de asistir a una ceremonia de este tipo. Sólo recuerdo que estaba trabajando para un proyecto de Esan-BID y mi entonces jefa me preguntó “¿no vas a ir a tu ceremonia?”. Y en realidad mi intención era no ir, pero ella prácticamente me obligó. Recuerdo que me dijo “Tienes que ir, esas cosas son importantes”. Así que ya no teniendo tiempo para ir a cambiarme a casa me fui de frente al auditorio de la universidad. Vestía un par de zapatos Nike (de trekking), un jean azul, una camisa de rayas y un saco. Así me aparecí a la ceremonia. Cuando llegué todos estaban correctamente vestidos, los hombres de saco y corbata y las mujeres de vestido o conjunto y todos acompañados de sus padres, o esposos o esposas. Y yo, solo. Subí a recoger mi diploma y nadie me esperó para felicitarme. Al término, cuando invitaron a todos para el brindis en la recepción, me escapé y me fui a mi casa en combi.


3.

Cuando bauticé a mi hija (a pedido de su mamá), también me salté de los protocolos. Aprovechando la amistad de mi familia con el cura de una iglesia en Pisco, nunca asistí a ninguna charla, ni yo, ni mi esposa, ni los padrinos. Sólo viajamos a Pisco, directo a la iglesia, a la ceremonia. Por si fuera poco, como hacía calor vestía un pantalón de drill y un polo piqué de manga corta. El padrino y la madrina estaban bien vestidos. Creo que debí estar más presentable. Espero no cometer el mismo error con mi hijo.

4.

Siempre pido vacaciones para mi cumpleaños. No me gusta que me hagan almuerzos o reuniones. No me gusta que me estén saludando, dando abrazos o apretones de mano. También me incomoda que me llamen por teléfono para decirme “feliz cumpleaños”. Prefiero mil veces el saludo frío del facebook. Quizás también por eso me mudé tan lejos, al último cerro de un conocido distrito. No me gustan las visitas protocolares, me gustan aquellas espontáneas, de amigos muy cercanos. Por eso siempre paso mi cumpleaños solo porque así lo prefiero.

5.

Creo que estoy haciendo mal, tampoco nunca le he celebrado como se debe a mis hijos, ni su primer añito, ni el segundo y mucho menos el tercero o el cuarto. A veces mi esposa tiene el entusiasmo de hacer alguna reunión importante pero siempre termino desanimándola con mil pretextos. Mi hija el otro año cumplirá quince y no sé qué hacer. Ella tampoco me ha dicho nada. Yo preferiría mil veces irnos de viaje todos a algún lugar, pero creo que a ella ya no le apetece salir con nosotros.

17 comments:

  1. Los hombres tendemos a ser menos sociables que las mujeres y todo lo comentado yo lo comprendo, pero dime ¿cómo haces para desanimar a tu esposa para celebrar los cumpleaños de tu hijo?, este mes Elmito cumple años y mi esposa se ha propuesto celebrarlo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. tips para desanimar a la esposa: economía, mi hijo es antisocial y va a ser un trauma para él, más que una fiesta; ahorremos para un viaje... etc.... pero como según se puede deducir tú eres medio saco largo, creo que ya todo está perdido. Caballero no más celebra el cumpleaños y me invitas, tengo un hijo de la misma edad ;)

      Delete
  2. Que se vaya de viaje a un lugar dentro de Lima pero alejado de la ciudad con algunas amigas un día entero o si hay algún familiar o conocido, un fin de semana. Yo no me hice quinceañero, mucha plata para una noche y cumples va a tener muchos para poder hacer todas las fiestas que quiera.

    Saludotes

    ReplyDelete
    Replies
    1. creo que tienes razón, mucha plata para una sola noche. Voy a ver si me alcanza para lo que dices, estoy entrando en una deuda grande con mi maestría.

      Delete
  3. Blogger del mal! No me deja comentar!

    ReplyDelete
  4. Ahora si :D

    Bueno, te decía, que es una penita lo de las graduaciones. Pero tal vez, si hubieras ido, también te habriías arrepentido de ir sin ganas. Lo que se hace a desgano, sale mal por lo general. Además hacemos sentir incómodos a los demás.

    Lo de los cumples te entiendo. Yo soy muy detallista con todo lo que se refiere a mis hijas, pero jamás se me ocurrió hacerles el añito. Me parece, a mí, que la gracia es que disfrute el cumpleañero y a esa edad no se enteran de nada. El resto si que se divierte, pero el bebé sabe que la fiesta es para él?

    Yo si iba al colé el día de mi cumple, porque mis alumnos siempre tenían alguna sorpresa preparada. Me encantaba ese día, muchos besitos, gritos, sorpresas y mi escritorio repleto de regalitos al final del día n_n Eso si, el día después me quedaba en casita :D

    Para ir a un bautizo tampoco iría formalísima te cuento, me parece una huachafada. Un matrimonio si, claro, tampoco en zapatillas, pero cuando bautizamos a mis hijas, madre parecía matri, no bautizo. Lo importante es el objetivo, digo yo u.u

    Besito n_n

    ReplyDelete
    Replies
    1. yo creo que para el bautizo, mínimo debí estar con un terno, más que era el padre... pero en el fondo tienes razón, lo importante es el objetivo.

      Delete
  5. no jodas, los 15 son importantes xa una niña, es algo q siempre recuerda. O si no proponle algo q le guste mucho, la hija de mi primo quiso ver a los one direction y mi primo le pago el pasaje a Lima estadía y entradas para el concierto (fue en grupo con unas amigas supervisadas por una madre)

    ReplyDelete
    Replies
    1. mmmmmm voy a esperar que me dice, por lo pronto ya la están invitando a varios quinceañeros y está yendo y eso un poco que la va hacer comparar o quizás animarse a pedirme algo... aunque tengo una propuesta bajo la manga que espero mi esposa me atraque.

      Delete
  6. pensamos igual, aunque debo reconocer que me arrastraron hasta mi ceremonia de graduacion porque yo era el que deba el speech de la remembranza. Cuando recibi mi titulo, lo recibi solo.
    Mis cumpleaños me gusta pasarla solo y no me gusta que me hagan fiesta, no me gusta ser el centro de atencion.
    Que tu hija decida si quiere la bendita fiesta. Y si ella lo desea pues te pones terno y sonries jajajaja
    mi hermana prefirio un viaje a chile a la bendita fiesta jajajaja

    ReplyDelete
    Replies
    1. si no me equivoco somos del mismo signo zodiacal, será por eso?

      Delete
  7. Yo también procuro hacer lo mismo... aunque admito que tengo una dicotomia, porque me encanta el reconocimiento y los gestos bonitos, pero huyo de ellos, quizá supongo que es un temor al abandono, a que no llegue nadie o que las cosas no salgan como las deseo y evito decepcionarme.

    ReplyDelete
    Replies
    1. A veces es tarde para comprender que debemos participar de ciertas ceremonias importantes. A mi también me gusta el reconocimiento pero que sea por haber logrado algo como ganar un concurso de cuentos, publicación de un libro, haber escrito una canción,, etc.... y no por un cumpleaños.

      Delete
  8. Anonymous3:00 AM

    Amjgo, yo pienso que la historia no se debe repetir, en este tiempo de la globalizacion , debemos ser abiertos de ideas , y con la tecnologia en las manos debes dejar de ser un anacoreta, Yo celebre hasta el agno pasado el cumpl,,a mi hijo solo en familia y todos muy felices,cambia un poquito por tu nenes!

    ReplyDelete
    Replies
    1. hola amig@... chess no logro saber quien eres o en realidad eres un completo anónimo. Bueno, tienes razón, voy y estoy cambiando por mis hijos. Espero ser más sociable.

      Delete
  9. Anonymous3:30 PM

    Dicen que la curiosidad mato al gatito! eeeeeehhhhh que bueno ,que bueno que logre encenderte el foquito no soy tan anonymous soy la mama de uno de tus bloogers que bueno ! sugierele la fiestita de 15 agnos atu nena estara feliz q seas tu el q se lo propone yyyeeeeaaaahh,

    ReplyDelete
    Replies
    1. Me has causado aún más intriga "la mamá de uno de mis bloggers?", chesss me rompo la cabeza... olvidé mencionarte que mucho tiempo no escuchaba la palabra "Anacoreta", gracias por hacérmela recordar... Y en realidad no es que sea un solitario antisocial, me gusta reunirme con amigos. Ahora poco estuve en una presentación, soy músico aficionado y me presento ante el público... quizá lo que mas odio son los protocolos, las palabras, las ceremonias. Bueno aquí lo dejo. Un abrazo y gracias por pasar. Si te animas me dices la mamá de quién eres.

      Delete

LinkWithin

Revisa también estos posts: