Friday, March 28, 2014

Dame Todo Lo Que Tienes



 
Pegado al celular y mientras digitaba esa pantalla táctil, Raul levantó la mano haciendo parar un taxi blanco, station wagon, cerca al óvalo de Miraflores. Un moreno fornido, descendiente de los afroamericanos angoleños y mandingo estaba tras el timón. “10 soles hasta san Borja jovencito” le dijo mientras apretaba el volante con unas enormes manos callosas. Raul aún abstraído por las noticias que habían publicado sus contactos en una conocida red social subió de inmediato al desvencijado vehículo sin percatarse que las manijas de apertura habían sido extraídas ex profesamente.

Entre “Candy Crush”, “Facebook” y “Whatsapp” Raul se debatía peleando con sus dedos en la pantalla del celular. Esbozó una pequeña sonrisa al obtener un bonus en uno de sus juegos favoritos y no reparó que el robusto taxista había hecho un giro pronunciado a la derecha tomando una ruta desconocida y desolada.

Mientras le daba “me gusta” a una de las fotos de sus amigos el viejo vehículo se detuvo y de inmediato un zambo sacalagua con pinta de basquetbolista de la NBA subió al asiento delantero. Apenas si entró en la butaca que se perdía por su enorme humanidad. Sacó una pistola de grueso calibre y le espetó “Ya perdiste gordito, dame todo lo que tienes”. Raul que recién se percató de las consecuencias de su distracción sintió que se le subía el miedo por la sangre hasta la cara y que se le achicaban los testículos hasta su más mínima expresión. Tartamudeó, vaciló, le tembló la mano y hasta sintió un chorrito de agua caliente que le salía de la entrepierna.

Al no tener respuesta el moreno con pinta de basquetbolista le arrebató de las manos el celular dejando incompleto su juego de “Candy Crush” y con una retahíla de lisuras que Raul jamás había escuchado, le pidió su billetera. Al ver que sólo tenía veinte soles y una estampita del señor de los milagros los dos delincuentes se miraron y cuchichearon entre ellos con jergas y replanas que a Raul le pareció ininteligible.

Bruscamente el vehículo ingresó por un callejón desolado, sin salida. Dos gatos saltaron de unos tachos de basura con el chirrido que hizo las llantas al derrapar. Cuando Raul quiso escapar se dio cuenta que el vehículo no tenía las manijas para abrir las puertas y mientras buscaba otra salida, sintió las manos callosas y toscas del chofer en sus espaldas…

Paradójicamente Raul se dirigía a “San Borja” y se encontró con dos de ellos, quienes luego de cometer ese aberrante delito lo dejaron tirado, exhausto en el sucio callejón y sintiendo que ya habían obtenido lo que buscaban le devolvieron el celular. Raul, aún en el piso, con los pantalones abajo, solo atinó a estirar su mano y poner como última  respuesta “me gusta” en su Facebook.

______________________________________________________________


Mi amigo Raul, trabaja conmigo. Es un ávido lector de novelas, cuentos y cuanta obra literaria se cruce por sus ojos. Siempre está agarrándome de punto y vacilándome cuando nos encontramos. Pero cometió un error. Me contó que fue víctima de un asalto en un taxi y le robaron su celular y su billetera. Y digo que cometió un error, pues yo viendo una oportunidad inmejorable de vacilarlo y descobrarme todas la bromas que me hace, lo difamé, lo vilipendié, lo mancillé, inventándole que además del robo había sido violentado sexualmente. Cabe señalar que esto último no ocurrió, pero igual no hay que dejar la oportunidad para el regodeo a costa de su desgracia.

Y como les mencionara al principio que es un ávido lector de cuentos, pues le hice uno y se lo envié a su correo. Espero les haya gustado, tanto como a él.

34 comments:

  1. JAJAJAJAJ, MUY BUENA ANECDOTA

    ReplyDelete
    Replies
    1. gracias por pasar. Me divertí escribiéndola.

      Delete
  2. jajajajaja pobre Raul!
    Qué te dijo cuando leyó el cuento??? Lo has enterrado con este cuentito ah!
    Pobre!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. se lo ha tomado deportivamente y me dijo "lo único en lo que no estoy de acuerdo es con lo de "gordito", por eso si te puedo hacer una demanda por difamación".

      Delete
  3. Muy buena tu venganza, bien merecido por agarrarte de punto.

    Lo de 'gordito', no lo dudo, cualquier a tu lado se debe ver gordo jeje.

    ReplyDelete
  4. jajaja bueno no tanto como venganza. Es mi amigo y tenemos cosas en comunes como la lectura y la música (heavy metal)

    ReplyDelete
  5. Ay qué raro, escribí y desapareció :(

    Pucha pobre Raúl :( Jajaja, qué tal venganza :D

    Besito <3

    ReplyDelete
    Replies
    1. Jajajaja puede ser, pero con decirte que el leyó el “cuento” y me hizo unas correcciones de comas y redacción para mejorarlo… lo que si no aceptó es que le haya dicho “gordito”

      Delete
  6. jajajaja qu cruel! yo por eso al tomar el taxi, me siento atras y siempre hago una llamada ficticia, con alguna incoherencia algo asi como.

    "ya el paquete esta listo, tu ahora tienes que desaparecer" pongo cara de malo y creeme el taxista se asusta y vuela para dejarme en mi destino!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Buena estrategia, creo que anotando la placa y haciéndoselo notar al taxista que se lo has enviado a alguien ya lo pones en alerta. O haces tu llamada ficticia donde dices “si, es taxi blanco, station wagon RGB-536” y pasas piola.

      Delete
  7. Cuando estás "premiado", ni la estampita del Señor de los Milagros te salva.

    Te aseguro que ese taxista samborjino también es devoto.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Jajajaja devoto de la sarita y se persignó antes de cometer la fechoría seguro.

      Delete
  8. Bien.
    Provecho con los zambos al protagonista.
    Por lo menos se habran puesto condón. siempre cuidándose, por si las moscas

    ReplyDelete
  9. jejeje la venganza fue terrible para tu amigo, espero que al menos se riese un ratito igual que me he reido yo.
    una buena broma espero que no se lo tome a mal
    un abrazo amigo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Se ha reido bastante con el cuento. Si lees más abajo el comentario dice: "es una forma de inmortalizar a los amigos"

      Delete
  10. ??
    "ya habían obtenido lo que buscaban le devolvieron el celular."

    "y le robaron su celular y su billetera."

    Le robaron su celular o no??

    ReplyDelete
    Replies
    1. inicialmente le quisieron robar, luego de cuchichear y ponerse de acuerdo lo violentaron sexualemnte y ya teniendo eso y dándose por bien servidos le devolvieron el celular. Vamos Maxwell, hay cosas que tiene que quedar para el lector. Si todo se escribe ya no es un cuento es una asignación de colegio.

      Delete
  11. Entre todo y todo creí que era un drama ligero, pero con el final del "Me gusta" me pareció falso... ya luego con tu explicación todo tenía razón...
    Aunque ahora ando media sensiblona con los estereotipos raciales, porqué zambos? porqué zambos- choros- violadores? porqué? Si hubieras puesto a tu amigo de zambo y a los choros de rubios incluso allí hubiera sido menos estereotipado... luego pienso que si has agregado el toque racial debe ser porque tu amigo en sus bromas incluye eso o no? ..DIGO NO MÁS... JI

    Siempre es bueno escribirle fantasías a los amigos, como que se inmortalizan un poquito.

    :-)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Estimada Asae. Todo es una broma, pero lo indicado allí no es por un tema de racismo, sino porque simplemente entre varones nos vacilamos de esa manera por la sencilla razón de la fama que tienen las personas de raza negra (que son más dotados que el resto de personas). Esa es la razón, si te das cuenta incido en el tamaño de la persona también, no es por otra cosa.

      Delete
  12. jajaja; bueno como broma pasa , pero yo lo estaba empezando a apreciar como relato... hubiera sido una gran historia sobre cómo la tencología nos aisla de la realidad incluso cuando estamos en peligro.

    ReplyDelete
    Replies
    1. así es Asae, la tecnología nos aisla y cometemos imprudencias... como los que manejan escribiendo mensajes de textos o hablando por el celular.

      Delete
  13. Si existe el ángel de la guarda pues yo tengo uno muy bueno conmigo, porque taxistas choros nunca me han tocado y cuando un taxista se puso calentón (admito que estaba comestible) y quería que lo hiciéramos en el carro pues respetó mi negativa y me hizo buena conversa hasta mi casa. Suerte? prueba? oportunidad desaprovechada? jajja no sé, pero igual siempre hay que ir con cuidado.

    ReplyDelete
    Replies
    1. jajaja siempre hay que ir con cuidado. Las relaciones ocasionales no son recomendables.

      Delete
  14. Anonymous11:00 AM

    Espero q ese Raúl no sea el Raúl q yo conosco... Q buena la de los dos SanBorjas!!! ... Mayra

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ese Raul en realidad se llamma Ra.... jajajaja espero no lo lea.

      Delete
  15. Hola Eduardo. Aquí reapareciendo en tu blog. Al margen del cuento, es muy cierto que hay gente que para tan pegada a su aparatito "inteligente", que no se percata de lo que está sucediendo a su alrededor y cuando se da cuenta ya es demasiado tarde. Así los choros les roban a muchos su smartphone, porque están concentrados viendo su Facebook o chateando, que los agarran de sorpresa y cuando reaaccionan, ya el choro está a dos cuadras de distancia.

    Hay que andar precavidos nomás. Y suave con los Sanborjas, ja ja.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
    Replies
    1. Así es estimado no hay que descuidarse. Me divertí escribiendo el cuento.

      Delete
  16. un placer haberte encontrado me hiciste sonreir en la mañana

    ReplyDelete
    Replies
    1. si has sonreido este blog ha cumplido su objetivo. Un abrazo y gracias por pasar.

      Delete
  17. Sin duda de esos acontecimientos que nos relatan amigos, familiares o desconocidos son el combustible para que la imaginación se ponga en marcha y produzcamos energía en palabras. Creo que tu amigo perdonará que tu imaginación haya volado mucho más alto que la propia realidad.
    Besos de gofio.

    ReplyDelete
    Replies
    1. jajaja pues sí, le gustó. Así que habrá que seguir escuchando historias.

      Delete
  18. Jajaja. Me gustó el último suspiro de Raúl para poner: "Me gusta"

    ReplyDelete
    Replies
    1. jajaja si pues eso solo era para coronar la desgracia de mi amigo. Gracias por pasar. Me gusta siempre encontrar lecturas entretenidas en la blogósfera así que te visito a la brevedad.

      Delete

LinkWithin

Revisa también estos posts: