Friday, December 07, 2012

CENICIENTA MODERNA



Siempre que alguna fémina recurre a mi para pedirme un favor, siento la necesidad imperativa de ayudarla. Y no es que yo tenga algún interés subalterno o que pretenda ser el sucesor de Badani o de Ezequiel Ataucusi, ni mucho menos pretendo ser un filántropo a ultranza o la madre Teresa de Calcuta, simplemente aflora en mi, algún instinto animal primitivo de protección, de cuidado, de tutela.

Un viernes de octubre, una amiga de Janecita se casaba en una iglesia ubicada en Miraflores y por lo tanto tendríamos que asistir (entiéndase el “teníamos” como “ser chofer de Janecita”). El plan era sencillo, saldría de trabajar, apretaría el acelerador, Janecita me esperaría lista, yo con las mismas me enfundaría mi único terno por el que ya todos me conocen en matrimonios, cumpleaños, aniversarios, quinceañeros, etc. Y listo. Todo estaba medido, cronometrado, planificado.

Pero como dice el dicho “uno propone, Dios dispone pero llega el diablo y todo lo descompone”, justo antes de salir, suena mi celular. Era mi amiga Helen. “Hola Marcelito” me dijo “por donde estás” agregó. “Estoy saliendo de mi trabajo”, respondí en tono apurado. “Estoy por San Isidro y tengo que ir a Surco, por la U de Lima, me das una jalada?”. Estaba realmente apurado, pero una vez más como comenté en el primer párrafo, afloró, renació, brotó en mi el instinto de benefactor que me aqueja y acepté darle un “aventón” considerando que de alguna manera estaba dentro de mi ruta de regreso. “Ya Helencita, pero estoy apurado, tengo un matrimonio y estoy con el tiempo medido, así que cuando pase ya tienes que estar allí” le dije. “No te preocupes, es más ya estoy saliendo”, respondió.

Salí rapidísimo por las calles de San Isidro. Cuando llegué al centro empresarial Helencita ya estaba esperándome. Salía del trabajo y llevaba una maleta deportiva enorme. Subió rapidísimo, varios carros protestaron tocándome el claxon. Previo saludo empezamos a conversar. Me contó que se iba a hacer deporte con una amiga. Mientras hablaba se sacó los zapatos de taco y se calzó unas zapatillas blancas de deporte “estos zapatos me están matando” me dijo. “bueno, no me opongo a que sigas cambiándote… prometo no mirar” le bromeé. Ella sonrió, “idiota” respondió.

Conversamos todo el camino. La dejé cerca a la universidad de Lima y me dirigí directo a casita. Llegué y Janecita, como todas las mujeres, aún no terminaba de arreglarse. Me di un baño, me enfundé mi “terno tonero” y salimos al carro. Janecita salió llevando algunos accesorios en la mano. En el auto aún seguía dándose los últimos toques al maquillaje usando cuanto espejo encontrase alrededor.

Como iba al límite de la velocidad permitida, al hacer una frenada repentina sentí que un objeto rodó hasta parar cerca de los pedales. En uno de los semáforos disimuladamente miré a mis pies  y vi un zapato de taco de mujer. De inmediato me vino a la mente que Helencita estaba cambiándose los zapatos en el auto. “Maldita sea” pensé, “sólo esto me faltaba”. De inmediato mi mente empezó a maquinar qué responder si Janecita descubriera esa prenda femenina en el auto. Decirle la verdad, a pesar de ser inocente, me costaría una pelea terrible, más aún que Helencita nunca fue de su agrado. El temor me invadió y decidí mantener oculto el zapato hasta tener la oportunidad de deshacerme de él.

Mientras Janecita se arreglaba el maquillaje y mientras yo conducía, con un movimiento hábil deslicé con mi pié, el zapato de taco hasta cerca del asiento. Intentaba distraer a Janecita que mire a otro lado pero ella seguía arreglándose el vestido. En un semáforo un pequeño niño se acercó por la ventana de Janecita para ofrecer sus productos “golosinarios” (¡siempre me he preguntado si existe esta palabra!). Quedaban pocas cuadras para llegar al local y esta era mi oportunidad. Aproveché el momento de su distracción, bajé la ventana y lancé el zapato a la berma central. Y como dicen que para eso existe la Ley de Murphy, para mi mala suerte le cayó en la cabeza a una señora vendedora de caramelos que cabeceaba rendida por el sueño, sentada en el pasto.

La luz verde del semáforo me salvó esta vez y arranqué como “fast and furious” rumbo al local de recepción, mientras veía por el retrovisor a la vendedora que me perseguía con el zapato en la mano. “¿Qué tiene esa señora?” preguntó Janecita. “no-no-no he visto nada” respondí titubeando. “venía corriendo atrás gritando” agregó. “no sé, la gente está cada día más loca” alegué tratando de simular cierta soltura.

Cuando llegamos Janecita terminaba de darle los últimos toques a su vestido y mientras buscaba entre sus pies exclamó desesperada:

“ME FALTA UN ZAPATO… ¡ME FALTA UN ZAPATO!”.

Y otra vez la Ley de Murphy, apareció la vendedora de caramelos con el zapato de Janecita en la mano intentándome atacar.

27 comments:

  1. Jajajajajajajajajajaja por Diosssss! Extrañaba tanto leer uno de estos post's!!!!!! Eres un caso carajito!!! Pero qué pasó luego!!! La señora te lanzó el taco? Qué dijiste??? Qué se te ocurrió??? Janecita entendió??? Por favor quiero saberlo! Jajajajajaja geniooooo!

    ReplyDelete
  2. ............ o.O OMG!!!!!! jajajjjajajajaaj te pasaste Edu!!!!!!!!!!!!!! por hacer sus favores inocentes!!! no, no se vale jajajajaajja ojala que haya hecho que le compres otro par de zapatos, aunque hayas recuperado el otro... MINIMO! pobre Janecita jajaajajajja...
    Beso.

    ReplyDelete
  3. Jajaja no me río mas porque estoy en la oficina!... creo que la Ley de Murphy se creo especialmente para ti

    ReplyDelete
  4. jajajajajaja Oh dios! jjajajaja me orino!


    jajajaja pues que piña!! le hubieras dicho la verdad desde el comienzo!! y te hubieras evitado problemas pobre mujer! si el taco le caia en el ojo???

    Cuando dicen "golosinario" no le compro nada!! asi sean los riquisimos OLE OLE!! (acabo de ver la RAE y nopo!! no existe! golosinas y punto!!

    ReplyDelete
  5. jajaja muy bueno, producto de la distracción de no haberla mirado cuando estuvo lista para subir al coche
    Abrazo

    ReplyDelete
  6. Di que fue una broma, como quien tira la gorra de alguien por la ventana, de lo contrario el sofá será tu compañera por todo Diciembre .

    ReplyDelete
  7. Anonymous2:41 PM

    Muy buena maestro! Pero como continúa la historia? Ya es tiempo para que escriba un libro. Saludos.

    ReplyDelete
  8. jojojo pobre vendedora y tanta carrera tiene que los alcanza!! jaja

    Pero Janecita acaso no se dio cuenta antes que tenia solo un zapato?? :/ tuvo que bajar para que recieeeeeeeen se diera cuenta?? jaja ayayayyy!!

    Prodcutos Golosinarios NOOO, solo golosinas!!

    ReplyDelete
  9. Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, Marcelo!!!! Qué c... de risa, me imagino la cara de la viejita, jajajaja. Pobre Janecitaaaa!!!! Pucha esa viejita que recia, te siguió hasta la iglesia a pie, jajajaja, ay me muero, qué más pasó??? Qué le dijiste a Janecita y a la viejita!!!

    ReplyDelete
  10. Marité: Creo que habrá una segunda parte... esa es otra historia.... gracias por lo de "genio"... siempre me dicen que soy "ungenio" (el de condorito).

    Mariela: La intención era ayudar a los amigos, pero a veces el destino juega en tuc ontra.

    Cafeinómana: si has sonreído, este blog cumplió su misión... siempre te veo seria.

    Gary: ahora te doy la razón, la verdad desde el inicio es lo mejor.

    Laislázuli: ya entendí que las mujeres son una caja de sorpresas... pues a tener mayor cuidado.

    Elmo: de verdad crees que dará resultado esa excusa?

    Anónimo: gracias por entrar... lo del libro es algo que viene dando vueltas en mi cabeza hace mucho.... no querrás financiar el tiraje?.

    Maxwell: jajaja siempre con los detalles... en uno de lo súltimos párrafos dice que estábamos a pocas cuadras del lugar de destino... y las mujeres recién se ponen los zapatos cuando bajan y dejan las "chancletas" en el carro, pregunta a quien quieras que tenga más allá de los 30.

    Lenya: Como le dije a Marité eso es parte de otra historia que algún día contaré en este humilde blog. Un abrazote.


    ReplyDelete
  11. Hola Marcelo. A tí nomás te pasan esas cosas, ja ja ja. Me has hecho doblar de la risa de solo imaginarme el zapato volando hacia la vendedora, ja ja ja.

    Esperaré la continuación para saber cómo terminaste abollado, ja ja. Porque si no es la vendedora, es Janecita la que te debe sacado el alma, ja ja.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  12. jajajajaja. Excelente relato . Me he divertido con la historia. Me gustó visitarte. Te sigo Un abrazo.

    ReplyDelete
  13. Productos golosinarios de la fábrica Ambrosoli. Caray, ya les falta renovación en la misma cantaleta de siempre, por eso que a los vendedores que me sacan una sonrisa les compro xD

    Pucha qué mala suerte tienes ah jaja, ya me imagino a la vendedora persiguiéndote zapato en mano jaja.

    ReplyDelete
  14. Lucho: ya viene la segunda parte...

    Alma: Espero hayas sonreido... te visito (o ya visité todos tus blogs)... voy a leerte con paciencia, ando apurado con actividades por fin de año.

    Edch: Creo que todos los vendedores se aprenden el mismo "Speech"... como dices deben ser más originales.

    ReplyDelete
  15. ejejj la verdad es que me encanta leer estas aventuras tuyas aunque no se si las aplicare alguna vez si me veo en situación, jajajaa mira que si la vendedora de gominolas te hubiese seguido para devolverte el zapato..... ajjja
    Venga amigo un abrazo

    ReplyDelete
  16. A mí se me saltaban las lágrimas de la risa... ¡Genial, estupendo, maravilloso!

    Eres buenísimo contando historias.

    Un besazo.

    ReplyDelete
  17. Jajajaja! la verdad en tu situacion tambien hubiera tirado el zapato por la ventana. :p
    Al igual que los demas quiero saber como sigue!! :)
    Abrazos!!!!
    Fer

    ReplyDelete
  18. Orthos, gracias por la visita, al menos acá sabrás lo que NO tienes que hacer.

    Towanda: gracias por tus palabras. Si has sonreido, este blog tiene razones para continuar el 2013.

    Fernanda: regresaste! welcome again, ya vendrá la siguiente parte entonces.

    ReplyDelete
  19. Te encontré!!!.
    Estaba actualizando los blogs que sigo y te me habías perdido.

    Genial historia :).

    Besos.

    Mimy.

    ReplyDelete
  20. Anonymous10:45 AM

    … Unbelievable , but I just found software which can do all hard work promoting your eduardounalm.blogspot.com website on complete autopilot - building backlinks and getting your website on top of Google and other search engines 1st pages, so your site finally can get laser targeted qualified traffic, and so you can get lot more visitors for your website.

    YEP, that’s right, there’s this little known website which shows you how to get to the top 10 of Google and other search engines guaranteed.

    I used it and in just 7 days… got floods of traffic to my site...

    …Well check out the incredible results for yourself -
    http://magic-traffic-software.com

    I’m not trying to be rude here, but I believe when you find something that finally works you should share it…

    …so that’s what I’m doing today, sharing it with you:

    http://magic-traffic-software.com

    Take care - your friend Jennifer

    ReplyDelete
  21. Voy a contarte un secreto Marcelo: Tus historias no son de las que me hagan retorcer de la risa (hace mucho que no me sucede) pero sí me hacen sonreír a menudo.

    Sobre el instinto protector....mmmm es una coincidencia pero te pareces mucho a otro chico virgo que conozco.

    Como siempre, buena Marcelín!

    ReplyDelete
  22. Eduuuuuuu!!! Te dejé un premio en mi blog, pásate cuando puedas, besito :0)

    ReplyDelete
  23. Marcelo antes q nada.. Recontra MIL disculpas q recien veo tu comentario y saludo navideño, estaoy bastante alejada d mi cerebrito x q ahora si me toco ser ama d casa con todas sus letras y con crios d vacaciones imaginate! M reí mucho con lo q dices del pedal acelerador y freno!! Un abrazote!!

    ReplyDelete
  24. Marcelo antes q nada.. Recontra MIL disculpas q recien veo tu comentario y saludo navideño, estaoy bastante alejada d mi cerebrito x q ahora si me toco ser ama d casa con todas sus letras y con crios d vacaciones imaginate! M reí mucho con lo q dices del pedal acelerador y freno!! Un abrazote!!

    ReplyDelete
  25. Hola Marcelo.

    Cumpliendo con el punto Nª 4 del LOVELY BLOG AWARD, te aviso que te he pasado el premio.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  26. Paty: A veces trato de escribir algo "normal" porque no intento terminar como un "Melcochita", pero siempre me salen estas cosas medio complicadas... pero si sonríes eso es bueno. Respecto al instinto protector, no te podría decir si es característico de mi "signo" o es característico del sexo masculino. Pero yo lo siento así.

    Gisella: Regresa pronto al cerebrito exprimido. Un abrazo.

    Lucho: Gracias por el premio estoy preparando respuesta.

    ReplyDelete

LinkWithin

Revisa también estos posts: