Monday, October 01, 2012

Kathy Kotex y el Chico Pejerrey



La primera parte de este relato viene del post “La Impulsadora”.

***************************************


- ¿Sabes?- le dije a Oscar – voy a ir de frente a pedirle que me dé una a mi-

- Jajaja, ¿estás cojudo?, ¿cómo vas a hacer eso?, ¿Qué le vas a decir?- respondió Oscar -“ay, dame una para mi, que ya me toca”- agregó aflautando la voz y haciendo gestos amanerados.

- ¿Que tiene?, le diré que es para mi mamá, para mi hermana, cualquier cosa se me ocurrirá-

- No seas huevón, la vas a cagar toda… mira, para que veas que soy tu pata, acá te traigo la solución- dijo Oscar mientras sacaba de su mochila el suplemento “Empleos” del diario El comercio.

Se me iluminó la cara. Una señal más clara no podía haber. Me lo estaba enviando el destino o el “El Señor de la Agonía” de Pisco. Wong estaba pidiendo jóvenes a tiempo parcial para trabajar en sus tiendas de San Isidro, Miraflores y La Molina. De inmediato salimos a dar unas vueltas por las calles aledañas hasta que de un jardín me robé un recibo de luz. Con esa información redacté mi currículum vitae (léase Ridiculum Vitae) y me presenté al día siguiente.

El reclutador luego de la entrevista me asignó a la sección pescados, aduciendo que como yo era de Pisco, tendría mayor facilidad para trabajar allí. Por más que le insistí no aceptó derivarme al área de licores o al de juguetería. Como no tenía otra opción acepté.

Empecé a trabajar un lunes, previa inducción y me asignaron mi uniforme blanco, gorro, mandil y botas. Mi trabajo solo consistía en mantener frescos los pescados, administrar de alguna manera la congeladora y ofrecer a los clientes la variedad de peces, filetearlos, pesarlos y listo.

Así empezó mi rutina y aunque estaba un poco alejado de la sección de perfumería y artículos de tocador me las ingenié para toparme con la chica Kotex. “Una tarde de aquellas, cuando el amor nos llama”, la encontré cerca de los vestidores. La miré. Le sonreí nerviosamente y le dije “hola”. Ella me regaló también una sonrisa que alumbró los casilleros y me respondió “Hola”. Achinó los ojos, levantó una ceja y agregó “¿no nos hemos visto antes?”. Y yo, ya con las manos sudorosas levantando los hombres le respondí “supongo que no”. “¿Tú estás en la sección… pescados?”, me preguntó, “sí cómo te diste cuenta” le respondí tratando de hacerla sonreír porque era obvio que trabaja en esa sección por el uniforme que llevaba puesto. Pero La chica Kotex más astuta, me dijo “por el olor” y me sonrió. Me bromeó y siguió preguntándome por las cosas que hacía allí. Me sorprendió su naturalidad y su buena disposición para seguir conversando con este desconocido. Desde ese día nos hicimos amigos y tratábamos de encontrarnos y conversar un ratito. Es más, ella cambió su descanso para coincidir con el mío, para almorzar juntos o tomarnos una cremolada en la tienda que se encontraba al lado. Yo me esmeraba siempre de hacerla sonreír y ella me decía que se sentía muy cómoda conmigo. Nos hicimos inseparables en poco tiempo. Yo solía llamarla “Kathy kotex” por el producto que promocionaba y ella por mi delgadez extrema me decía “Chico Pejerrey”.

Pero como en esta vida, no todo es felicidad un supervisor ya me había “chequeado” que solía abandonar mi puesto de trabajo y desplazarme hasta la sección de perfumería por donde se desplazaba Kathy. En una oportunidad siguiendo mis huellas desde la congeladora me había encontrado conversando de lo más orondo con la chica Kotex mientras los clientes esperaban aglutinados en la sección pescados. Me llamó la atención y a decir verdad tenía razón. Yo no tenía porque estar allí, imagínense las chicas bellas, “nice”, “pipirinais” que asistían a comprarse algún champú, algún agua de colonia, algún tinte para el cabello, toparse con un sujeto vestido de blanco con un mandil de plástico, unas botas de jebe, escamas en la piel y chorreando agua. Definitivamente estaba espantando la clientela.

Por los horarios no había encontrado la oportunidad de declararle mi amor a Kathy, así que siguiendo el consejo de mi fiel escudero Oscar, decidí escribirle una nota en la que plasmara mi amor por ella. Esa noche me la pasé cavilando y buscando encontrar las palabras precisas que describan con exactitud mis sentimientos. Después de estar en vela toda la madrugada, terminé de escribir la nota. La perfumé con “Varon Dandy” y salí apurado al trabajo.

Era más temprano de lo normal y me dirigí a los cambiadores con la carta en la mochila. Cuando entraba caminando empecé a ver la figura de Kathy. Una sonrisa se empezó a dibujar en mi rostro, pero luego apareció la imagen del supervisor que la tenía tomada de la cintura. La cercanía de sus cuerpos me dijo todo. Se me apagó el brillo de los ojos y cuando Kathy notó mi presencia quiso soltarse de las garras del supervisor. Vi su cara sorprendida, algo desencajada. Un “buenos días” frío fue lo único que salió de mis labios. Ahora entendía porque este supervisor andaba siempre vigilante tras de mi, cambiándome los turnos y tratando de impedir que me acerque a la “Chica Kotex”.

Me puse mi uniforme de inmediato y me dirigí a la sección de pescados, me metí a la cámara frigorífica y no salí de allí hasta que se me congeló el corazón.

Esta es la carta que le había escrito a Kathy Kotex y que nunca llegó a su destino. Ustedes, después de leerla, ¿me hubieran aceptado?.

********************************************

Hoy he tenido las AGALLAS de escribir estas PALABRITAS con el corazón, con este cariño y esta pasión que no son TRUCHAS. Sé que no soy BONITO y mi PINTADILLA de PIRAÑA no me ayuda mucho, pero lo bueno es que soy un MERO macho, nada que ver con CABRILLAS ni TRAMBOYOS. Mucha-CHITA linda no quiero pasarme de la RAYA pero quisiera ser tu MACHETE. Me gustaría que mi PEZ ESPADA le dé una fileteada a tu POTA y en un futuro dejarte ANCHOVETA y BALLENA y formar nuestro CARDUMEN.

Ya me cansé de amanecer MOJARRILLA y nada de nada. Puedo JUREL que mi corazón se vuelve un TAMBORETE cuando te veo con mi OJO DE UVA.

Aunque últimamente el COJINOVA del supervisor me marca como LAPA porque me parece que te quiere para un CACHEMA.

Querida DONCELLA, mi corazón es todo TOLLO. ¿Le darías un beso con LENGUADO a este PEJESAPO que promete convertirse en BONITO?

Aceptarías ser la REYNETA de este PEJERREY?

*********************************************

De acuerdo a las bases de este mini concurso quien más se acercó al desenlace final es Paty de PATYDROMEDA. Ella se ha hecho acreedora de una Camioneta Hummer todo Terreno, jajajaja. El premio es un regalo simbólico. Es un USB de 4GB.

Si alguien no considera justo el resultado del concurso tiene hasta el 05.10.2012 para presentar su reconsideración sustentando fehacientemente los motivos del desacuerdo. Presentar su reclamo en la sección “comentarios” de este blog. Luego se coordinará la entrega del premio.

15 comments:

  1. Jaaaaaa, ay Dios Marcelín! Bueno, me dio penita que te la encontraras así a la chica, pero qué rara, porque por lo que iba leyendo, juraba que quería algo contigo y te aceptaría. Rara la chica.

    La carta, Dios! Me gustó y me pareció tierna hasta lo del machete, de ahí en adelante, papasito, se nota que eras bien jovencito ah?

    Felicitaciones a Paty pues!

    Beso!

    ReplyDelete
  2. juajuajua y bueno ni modo no? Saludos

    ReplyDelete
  3. Jajajajajajja me encantó tu poema... es tan... tan... olorosamente romántico! y eso que yo odio el pescado! yo si hubiera atracado si alguien me dedica un poema así ¬¬ jajaja

    PD. Que mal! yo que creía que habías sido más aventado Marcielago!! xD, a la próxima nolapiensestanto.com! xD

    ReplyDelete
  4. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  5. jajajajajajajajajajaja no puedo para de reírme con la carta por Dios!!! jajajajajajajajajaajajajaj! Demasiado bueno!!!

    Felicidades Paty!!!

    Un beso, chico pejerrey!

    ReplyDelete
  6. Hola Marcelo. Que buena tu carta, pero a quien se la querías dirigir? A la hija del dueño del mercado? Ja Ja, bien piraña tu carta, ja ja.

    Pero qué piña con la chica, de hecho que el hijo de p... del supervisor te atrasó. Para agarrarlo a patadas.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  7. Antes de leer el post me fui derechito a la "sección de ganadores" XD

    Bueno Marcelo, entrando al concho del asunto, debo decir que tu "yuyo florido" me divirtió muchísimo, aunque no estoy segura si eso acercaría o ahuyentaría a tu sirena.

    Por mi parte si alguien me dedica un poema así....salgo corriendo! jajaja mentira! Aunque un poema no hubiera sido suficiente, déjame decirte que estuvo buenísimo! harto creativo y fresco, y eso, a mí no me gusta el pescado.

    Y bueno, ya, cómo, cuándo y dónde es?

    Un abrazo Marcelín, y gracias.

    PD: Ah, que ni se atreven a reclamar! XD

    ReplyDelete
  8. jajajajajajajajaaaaaaaa..... No se me hubier ocurrido JAMAS que ibas a pedir trabajo por ir tras ella!!! me has hecho reir a carcajadas, la gente q esta a mi lado estan pensando que me he alocado o algo así. Me encanto tu post. Saludotes!!!
    cerebrito....

    ReplyDelete
  9. jajajajaja me has hecho reir!! Con esa carta hasta yo te decia Si jajajajajaja (guaaaarda!!) jajajaja es broma no te la creas! jajajajaja

    Pucha muy buena la carta!! Seguro que la flaca te decia que SI y lo mandaba al supervisor a la coooncha de abanico!

    Bueno por algo suceden las cosas, al menos es ahora un bonito recuerdo! gracias por compartirlo!!

    Pero bueno, lo mejor hubiera sido plantarte delante de la flaca y decirle FLACA TU ME GUSTAS!!! y listo que sea lo que dios quiera! jajajaaj

    Buenaza la entrada! me ha gustado!!

    P.D. Sabes hay entradas tuyas que no he podido seguri con detenimiento, yo copio tooooodas las entradas a Word y las leo en mis ratos libres en la chamba, pero por alguna razon no puedo hacer eso con tus entradas! :(

    ReplyDelete
  10. Trabajar en Wong ya es suficiente malo,
    pero que te atrase el tiburón del supervisor es malaso.

    ReplyDelete
  11. Bueno ya que dices que tenemos que reclamar así será (No te quiero molestar)

    1. Qué raro que justo tenga en su mochila El Comercio y que haya trabajo para ese Wong.

    2. Para qué te robas un recibo de luz si no diste el recibo el mismo día, lo hiciste al día sgt. Pudiste entregar tu recibo.

    3. Si el supervisor te cambiaba horarios, cómo es que te encontrabas con ella :/

    Bueno eso es todo.

    Aparte de eso está genial la historia, en los dos post usas bien las palabras y enganchas bien al lector.

    Buena idea de la carta, usaste nombres de peces para hacerlo, genial!!
    Debes publicar un libro de tus post, pero antes debes corregir ciertos errores. Como todos.

    Saludos!

    ReplyDelete
  12. Lenya: yo también pensé que atracaría pero ya ves, quien entiende a las mujeres.

    Mariela: ni modo... y si ganabas el premio se iba hasta bolivia, no lo dudes.

    Mijail: Pues como te mencioné, creo que los 69 posts anteriores puedend escribir mi personalidad y hubieras decidido que ese no era mi camino.

    Marité: Creo que con esa carta igual hubiera perdido jejeje. Saludos.

    Lucho: en efecto creo que la carta era muy "pacheca" jajaja pero era un inexperto en los avatares del cortejo.

    Paty: Ganaste porque tu respuesta primera fue "te metiste de impulsador" creo que fue lo más cercano al desenlace. Esperemos hasta el viernes si es que hay reclamos, jajajaja es que es con notario público.
    Pd.- cómo no te va a gustar el pescado... no sabes lo que te pierdes.

    Gisella: Si has sonreido este blog ha cumplido su misión. Estuve de viaje. Me paso por tu cerebritoexprimido.como en cuanto me libere. gracias por pasar.

    Gary: Creo que h sido medio monse con las chicas. Le he dado muchas vueltas al asunto y no me lanzaba. Soy tímido.
    respecto a tu consulta, mi blog tiene un copyricht por eso no puedes bajártelo al word. Lo puse hace tiempo y la verdad no sé cómo sacarlo.

    Elmo: Después de todo el trabajo enseña por más malo que sea (a valorar otros trabajos). El supervisor fue más tiburón.

    ReplyDelete
  13. Maxwell:
    Gracias por las observaciones. en la parte 1 "La Impulsadora" Oscar se había ofrecido ayudarme a "conquistar" a esa fémina. Si te das cuentas desde ese día hasta la fecha del periódico pasaron muchas visitas sin que la "chica Kotex" cambien de marca.
    Respecto a la observación del "recibo de luz". Por resumir hay varias cosas que se escapan. En ese tiempo yo vivía en San Miguel y no en La Molina. Por eso era importante tener un recibo de luz que sustente que vivía en ese distrito (según los requisitos exigidos).
    El supervisor cambiaba de horarios pero ella siempre se las arreglaba para encontrarnos. fíjate que los horarios son en la mañana y en la tarde y generalmente los cruces se hacían a la hora del refrigerio.

    He tratado de resumir esta larga historia para que no me salga una novela y la gente se aburra, pero a veces, por resumir se obvian algunos detalles.

    Muchas gracias por las observaciones y prometo ser mas explícito en los próximos posts.

    Saludos.

    ReplyDelete
  14. jajaj ya ya igual está genial, un comentario completito para mi jaja. Además no puedes dar otro recibo de luz, es ilegal, igual se dan cuenta. Apellidos.
    Saludos

    ReplyDelete
  15. JAJAJJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAA me cagué de risa con la carta XD XD XD XD

    "el supervisor te quiere para un cachema" XD!

    pobre chico pejerrey :(

    ReplyDelete

LinkWithin

Revisa también estos posts: