Thursday, April 26, 2012

El Lago De Los Cisnes (Segunda Parte)



Estimados amigos, a pesar que en la primera parte INEXPLICABLEMENTE me han apabullado con sus comentarios, aquí les va la segunda parte, a fin que quede claro que este varón ha actuado en todo momento con idoneidad ante las situaciones presentadas y que mi único fin, en todo momento, ha sido salvaguardar la integridad de mi chica.


(Ver Primera Parte AQUÍ)

Empezamos a discutir y echarnos la culpa el uno al otro. Nos quedamos en silencio cada cual mirando al lado contrario. Por un momento pensé que nuestra relación allí acabaría y que el destino había graficado nuestra vida amorosa en ese paseo, empezamos felices y terminamos arrastrados por la vorágine del destino, sin rumbo, sin timón, sin puerto al cual llegar.

Esperamos largos minutos con la esperanza que pase algún otro cisne y nos rescate de nuestro naufragio, pero no apareció ninguno. Por primera vez lamenté que el local no esté atiborrado de gente. Fácil ya nos hubieran rescatado de esta debacle. A lo lejos se divisaba la orilla. Me levantaba y agitaba las manos tratando de comunicar con gritos inútiles de “Auxilio socorro” que se los llevaba el viento en dirección contraria. A lo lejos podía divisar el chaleco anaranjado que usaba el marinero que nos alquiló el cisne, sentado sobre una mesa libando alguna botella de licor de dudosa calidad.

Decidí buscar una solución. Intenté mover los pedales y no giraban ni media vuelta. Al parecer se había enredado con las plantas acuáticas que apenas asomaban a la superficie. Janecita aún molesta me dijo:

- Sácate las zapatillas y la ropa, bájate y empuja el bote-

Toqué el agua con las manos y estaba helada. Yo que he nacido en la costa y acostumbrado a bañarme en el mar en días soleados, me acobardé meterme a esa laguna de aguas gélidas y oscuras con quién sabe Dios haya allá abajo. Tal vez pirañas, cocodrilos o hasta el monstruo del lago Ness.

- Está muy fría el agua, además no sé qué tan profundo sea y qué cosas haya allá abajo- Intenté justificar mi temor

- El marinero dijo que tenía un metro y medio!- respondió tajante Janecita – sácate la ropa que nadie te va a ver, salimos de este enredo y de ahí te la vuelves a poner-

Dudé por un momento, pero sabiendo que tenía que salvar a mi chica de este naufragio y que a la vez significaría salvar nuestra hermosa relación amorosa, me quité las zapatillas y las medias. Luego la polera y la casaca. Mirando a todos lados me bajé los pantalones y me saqué con vacilación los calzoncillos tratando de ocultarme tras las alas del cisne. Sólo me quedé con mi gorrito que me cubría de la inclemencia del sol serrano. Con el frío se empezó a encoger cada parte de mi cuerpo a su mínima expresión. Toqué el agua nuevamente y la sentí aún más fría. Pensé que podría morir de hipotermia. Janecita que miraba a otro lado molesta me dijo:

- Ya?! Que esperas?-

- Mmm tengo dudas, no sé que habrá allá abajo- respondí tratando de ocultar que en realidad quise decir “me cago miedo de meterme allí entre esas plantas acuáticas calato y que alguna piraña hambrienta de un mordisco me arranque mi tesorito”.

- Ya! No seas cobarde, de una vez, si por tu culpa estamos acá-

No respondí a fin de evitar otra pelea pero tenía bien claro en mi mente que todo esto no habría ocurrido si Janecita me hubiera hecho caso desde el primer momento en que me rehusé subirme a esos cisnes “achimbombados”.

Tomé valor y me lancé de pié sobre el agua de un solo golpe. Caí, pero esa lagunilla, no tenía un metro y medio de profundidad. Me hundí del todo que desaparecí de la superficie y lo único que quedó flotando a su suerte fue mi gorrita.

Janecita preocupada empezó a gritar mi nombre que apenas escuchaba de manera distorsionada bajo el agua. Sacando fuerzas de flaqueza jalé las plantas que se habían enredado entre el sistema de arrastre del pedalón. Asomé como un viejo lobo de mar la cabeza a la superficie y empecé a empujar el pedalón hasta un lugar alejado de esas plantas acuáticas. El frío me empezó a pasar factura. Empecé a temblar, tiritar y rechinar los dientes. Janecita empezó a pedalear, esta vez con dirección a la orilla.

- Ya se puede pedalear, apúrate sube- me gritó, esta vez con un tono más dulce.

Con el cuerpo desnudo y con el frío intenso de un salto me trepé por un ala del cisne, cuando estaba con medio cuerpo dentro del bote y con el poto apuntando al sol, escuché el sonido de un motor a mis espaldas y un montón de gritos. Era un bote inmenso repleto de chicas de algún colegio secundario.

Por mi desesperación y mi pudor me impulsé aún más, pero lo único que hice fue darme un volantín y caer dentro del bote echado boca arriba con el colgajo al aire apuntando al cielo a vista y paciencia de todas las chicas que empezaron a reírse a carcajadas de mi pequeñez.

Janecita, trató de taparme con mis prendas, no sin antes ella también soltar las carcajadas que el caso ameritaba.

Tiritando y luego que el bote pasara me arropé nuevamente. Janecita al verme avergonzado y cabizbajo (en todos los sentidos), para consolarme me dijo:

-no te preocupes, a cualquiera por el frío se le encoje-

...

Sólo para finalizar, olvidaba comentar que durante el suceso, habré contado una veintena de flashes de cámaras indiscretas de las escolares, así que, si alguna vez me ven que aparezco en alguna página web o por las redes sociales o en algún programa de “naked wild on”, ya saben que no soy un degenerado, un exhibicionista, un corrompido o un envilecido, sólo fui víctima de las circunstancias.


14 comments:

  1. Jaaaaaaaaaaa!!!!!!! Ay Marcelín!!! No sé con qué párrafo me he reído más!!! Jajajaja, desde que Janecita te dice que te quites la ropa, ya moría de risa pensando en que medio mundo te vería calato, porque siendo tú no podría ser de otra manera.

    Solo a ti se te ocurre quitarte la ropa en un lugar público y al aire libre pues!!! Aunque sea te hubieras quedado con los calzoncillos puestos! Encima te hundiste, jajaja, ese habrá sido el metro y medio más profundo del Perú.

    Y que conste que sigo pensando que si tú no hubieras jalado el timón en plan machote, no habría pasado nada ah?

    Un mate de risa el post, escribe más!!!

    Beso!

    ReplyDelete
  2. Bien mandona la Janecita, no? jaja

    Ya sabia que ibas a terminar lanzandote al agua... pero sin calzoncillos no te pases !!...

    Si las chicas del colegio te tomaron fotos calato no te angusties, no creo que hayan estado muy concentradas en enfocarte el rostro...

    Un abrazo!!

    ReplyDelete
  3. POR DIOS!!!! jajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! Me imaginé todo!!! La gorrita flotando y hasta el sonidito de las burbujitas! jajajajajajajajajaja

    Como te vas a quitar la ropa!!!! O sea te paso hasta el pantalón, pero el calzoncillo??? Janecita sí que se habrá arrastrado de risa hasta doler la panza! jajajajajajajajaja

    Sin duda, otra historia de las tuyas... nada mas le pasa al famoso Marcelo, más conocido por "el que por el frío se achicó su tesorito" jajaja

    Beso!!!

    ReplyDelete
  4. Lenya: Se supone que no había nadie. No sé de donde apareció ese bote con las escolares. Además estábamos en un lugar alejado... pero la mala suerte existe.
    Vanessa: No me podía quedar con los calzoncillos porque iba a estar mojado... y es peligroso ponerse el pantalón sin calzoncillos... el cierre es un peligro.

    Marité: bueno Janecita, a pesar de mi sacrificio igual rió a carcajadas... bueno y por el frío todo se encoge... es la ley de la naturaleza.

    ReplyDelete
  5. jajajajajajajaj EDU casi me muerdo los dientes de tanto reír... si suena imposible pero casi lo hago!!!.... jajajaja .... metete de una vez!... NO SEAS COBARDE! jajajajajja.... ahí tá! una prueba de amor puro y sincero!!! digno de un príncipe de novelas!!!! y de cuentos! GRANDE EDUUUUU eres mi heroe... a no ser por la ultima cosa que te dijo Yanecita jajaja.... pequeñito!!! jajaja...♥

    ReplyDelete
  6. Hay que tener cojones para sacar los cojones al aire! XD

    Marcelín, Marcelín, Marcerlín...esto no hace sino reafirmar que eres un macho que se respeta, y que hace de todo por complacer a su damisela. Sos un ejemplo!

    ReplyDelete
  7. jajajaja que sano!... como te vas a quitar todo? jajaja.

    Bueno eso es para que escarmientes y no andes echándole la culpa a mujeres indefensas.


    Punto para Janecita!

    ReplyDelete
  8. Mariela: tus palabras me han hecho ver las cosas desde otro punto de vista: “una prueba de amor puro y sincero”. Voy a anotarlo como una de las cosas y sacrificios que he hecho por ella.

    Paty: Bueno, no tanto así como que haberse calateado es de mucho valor. Creo que la necesidad lo ameritaba. Cualquiera hubiera hecho lo mismo. Más aún se suponía que no había nadie y no pasaba ni un alma. La idea era hacer las cosas al toque. Me volvía a cambiar y listo, nada había pasado pero a veces las cosas salen diferentes… después de todo podría decir que me agarraron con los pantalones abajo.

    Cafeinómana: Por qué me dices sano… no era peor meterme con ropa al agua?... no crees que tenía que hacer algo?... sabes lo que es estar con un calzoncillo mojado?. Además el plan era perfecto. Entraba al agua (metro y medio de profundidad a lo mucho me iba a mojar hasta el pecho), subía, me volvía a poner la ropa y listo. Así de fácil. Lo que pasa es que me dieron mal la información…. Pd.-no estés torciendo mucho el cuello que te puede dar tortícoles.

    ReplyDelete
  9. Bueno, como habrás leido en el anterior post, dije que te ibas a meter al lago desnudo.
    Me dio risa tu forma de describir, tienes buen estilo.
    Vas a ir el 30 a Risso?

    ReplyDelete
  10. Hola Eduardo. Que arrastre de risa, me meo, ja ja ja.

    Ya me imagino al tirarte al agua y peor, cuando todas las chibolas se dieron con esa "sorpresita", ja ja. Son cosas que uno en el momento ni se la imagina y te coge realmente con los pantalones abajo, ja ja.

    Sigue con tus historias, no dejes de escribir.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    P.D. Entre mañana o el lunes 30 estoy posteando "Cosas Que Odio-II". Y sigo sacando el sable, je je. Un abrazo.

    ReplyDelete
  11. Yo NI LOCO hacía lo que relatas, Marcelo. Tarde o temprano irían a buscarme xD

    ReplyDelete
  12. Eduuuuu aquí hay un post que les escribi especialmente para ustedes amigos http://marielagarciac.blogspot.com/2012/04/escrito-para-mis-amigos-bloggeros.html jajaja Gracias y que tengas un buen fin de semana!....<3

    ReplyDelete
  13. Rpta PD. Jajajajaaj, no se podía desperdiciar la vista, el pata estaba mas que bueno...

    ReplyDelete
  14. jajaja la verdad es que eres todo un tipo duro, jajaja en serio que para tirarse a una laguna sin saber que hay abajo hay que tenerlos..... jejeje
    pero bueno te sirvió para salvar a tu dama y de paso hacer de modelo para las chicas de la escuela,
    un abrazo amigo y te espero en mi himno marinero

    ReplyDelete

LinkWithin

Revisa también estos posts: