Friday, December 02, 2011

Todo Por Ser Flaco




Según la psicología los flacos tenemos una personalidad distinta a la de los gordos. El gordo es percibido como alegre, divertido, animado, vivaracho y bonachón. Los flacos estamos asociados a una personalidad más pensante, callados, a la apatía y a la tranquilidad. Esto lo recuerdo de mis libros de psicología de secundaria. Y que mejor ejemplo que Cesar Vallejo cuyas manos huesudas que exhibe en las pocas fotos que conocemos nos mostró a un poeta resentido, deprimido, renegado con Dios o como Julio Ramón Ribeyro, por demás asociado a la tristeza y al desánimo y que para colmo de males me encuentro marcado bajo su mismo signo zodiacal.

He tratado de negar esta descripción por demás generalista que aprendí de mis libros de psicología, aunque la realidad muchas veces me ha golpeado contra la misma definición una y otra vez.

Yo nací flaco, crecí flaco, sigo flaco y moriré flaco. Podría comerme ahora mismo una vaca entera hecha parrilla y no subir ni medio kilo. Y por eso siempre en mis posts me describo como un flaco, ojeroso, cansado y sin ilusiones, parafraseando a Oscar Athié. Y por esta contextura me he ganado ciertos problemillas, sobretodo en este país donde la gordura de un niño es síntoma de salud, así sea la definición más equivocada.

Todo por ser Flaco 1
Me considero una persona muy sana, normalmente nunca me enfermo y si buscan mi record de asistencia en el trabajo no encontrarán ninguna ausencia. Pero en invierno siempre me molesta los bronquios. Mi madre siempre me cuenta que de niño, un poquito más y era “asmático” que tenía una “tos de perro” que me retumbaban los pulmones como bombo de barra brava cuando tosía. Ahora de grande se me prende una tosecilla de tísico debido a que suelo ser descuidado. No me abrigo, duermo “calato”, camino descalzo por la casa y por si fuera poco tomo bebidas heladas o con harto hielo.

Hace unos años atrás, en un cambio de estación, me agarró nuevamente esta tosecilla, así que, a insistencia de mi hermana fui a ver al médico. Luego de esperar unos buenos minutos me hicieron pasar al consultorio. Después de explicarle mi “mal” el doctor de inmediato me dio una escaneada de pies a cabeza, bajándose los lentes ligeramente.
- Desde cuando tienes esa tos… más de dos semanas?-
- Mmm creo que si doctor-
- Toma te voy a dar una orden para que pases a Rayos X, urgente y me traes las placas ahora mismo.
Y una vez más, todo porque me vió flaco. Seguramente pensó que tenía el bacilo de koch corriendo por mis plomos. La verdad ya me cansé que me saquen placas y me disparen “ene” rayos X a mi esmirriada anatomía y toda la vida concluyan que sólo es una enfermedad a las vías respiratorias, una tos simple o una infección en la garganta.
Me hicieron sacarme la polera, me pusieron una bata de cocinera y me dispararon los rayos. Regresé con mis placas donde el médico.
- A ver- me dijo y puso las placas sobre ese aparatejo con un fluorescente atrás.
- Ajá, todo bien, solo tienes los pulmones con flema – agregó.

Se levantó y sacó de un estante que tenía al lado 4 ampollas.
- Toma te vas a aplicar esto por cuatro días para que botes la flema. Pasa a tópico por esa puerta para que te pongan la primera dosis-
Y yo, asustado, olvidé decirle que soy un cobarde y que soy alérgico a las agujas. Pasé atemorizado al tópico y habían dos sujetos más esperando quien sabe que.
De inmediato empecé a tramar mi huida, pero a los pocos minutos entró la enfermera con una aguja inmensa dándole de toquecitos con el dedo.
- Quién es el de la ampolla para la flema?- preguntó
El primer sujeto, movió la cabeza. El segundo también se negó. Cuando clavó sus ojos lascivos sobre mi, musité “yo tampoco”
- Que raro- dijo la enfermera –voy a revisar- agregó y se retiró a revisar las historias clínicas.

De inmediato salí como alma que lleva el diablo atrás escabulléndome entre la gente y me escapé de la clínica. Al pasar por un tacho, lancé las dos ampollas restantes que aún tenía en mi poder.

Todo por ser Flaco 2

Mi amiga Marita, guapísima ella, de una figura apetecible, valgan verdades, me llamó y me pidió por favor que le preste mi cabeza a su hermana. Yo gustoso acepté pensando que era algo relacionado a un encontrón con su hermana o a un trío, pero luego descubrí que no era así. Su hermana estudiaba para ser “estilista” y necesitaba, digamos, “ciertas cabezas” para hacer sus prácticas de corte de cabello. Como Marita me gustaba mucho y este muchachón tenía intereses subalternos de formar una pareja estable con fines serios con ella, acepté que mi cabeza sea un conejillo de indias, total! Nada malo podría pasar.

Cerca de las cinco de la tarde de aquel día, Marita me volvió a llamar, coordinamos, nos encontramos en Riso y me llevó caminando a un instituto de Estilistas de la avenida Arequipa. Cuando llegamos había un cartel afuera “Corte de cabello gratis”, “vaya”, me dije “de haberlo sabido antes”. Buscamos a su hermana, nos hicieron pasar a un salón grande donde había cerca de veinte sillas e igual número de estudiantes con sus respectivos mandiles cortando cabello. Cada vez que alguien nuevo aparecía las estudiantes te miraban como lobos, como hienas, al ver carne nueva y te jaloneaban para cortarte el pelo gratis. Por primera vez me sentí asediado por varias mujeres. Lamentablemente yo ya estaba separado para Rosita, la hermana de Marita, que a decir verdad también estaba lindísima. Si tuviera que compararla con alguien podría decir que era el rostro de Amanda Bynes con el cuerpo de Nadia Comanecci tenía una sonrisa perfecta para comercial de “Aquafresh”, dientes blancos y fuertes, aliento fresco y encías sanas.
- Hola- me dijo Rosita – y me dio un besito con una sonrisa preciosa “espérate que se libere un espacio”- agregó.
Pero corría el tiempo y no se liberaba ninguna silla, cada estudiante se había apoderado de su territorio y traían más incautos a cortarles el pelo.

De tanto esperar Rosita me dijo:
-sino siéntate aquí y así avanzamos- y me señaló la silla de los niños. Esa con un caballito blanco adelante.
- Si entras, estás flaquito- agregó
- jajajaja- me reí y me negué rotundamente.
Al ver mi “no” contundente, intervino de inmediato Marita
- ¿Que tiene?, siéntate nomás, ya tenemos mucho tiempo acá-
- Nooooo –me negué nuevamente
- Vamos Eduardito, siéntate, para terminar rápido y de aquí nos vamos a tomar un traguito- me dijo Marita, me sonrió, me dio una sobadita en el brazo, me guiñó un ojo y jugó con su cabello dejándome impregnado de un olor riquísimo a flores silvestres.
Literalmente me “chorrié”, me volví una “mazamorra”; diría yo que hasta un hilo de baba derramé hasta el piso y por esa angustia masculina insatisfecha acepté sentarme en el caballito blanco, bajo la firme promesa de irnos luego a disfrutar de la noche.

Así que sentado como un manganzón en esa ridícula silla, Rosita empezó a cortarme el pelo. De vez en cuando aparecía su profesora y después de reírse de mi, en mi cara pelada, le iba indicando a Rosita como cortarme el Pelo. Y Marita lejos de apoyarme lo que hacía era desternillarse de risa y burlarse de mi al verme como un infantiloide sobre el caballito.

Cada sujeto que entraba a cortarse el pelo gratis lo primero que hacía era reírse de mi. Por cerca de dos horas fui el hazmerreir del grupo, pero lo peor vendría después.

Como soy cegatón me había sacado los lentes y no me veía bien en el espejo, cuando terminó su faena Rosita, me puse los lentes y me di cuenta que me había dado una pelada y una “casqueada” y me había dejado 20 huecos desiguales en la cabeza. Más parecía un parque público mal podado.
Y Marita lo único que hacía era reírse de mi
- Jajaja te han cagado la cabeza- me decía
Y yo aguantándome como los machos para no hacer sentir mal a Rosita que tenía cara de apesadumbrada. Su sonrisa “Aquafresh” se había esfumado de su bello rostro.
- Está bien- le dije- no te preocupes- así se aprende poco a poco- agregué
Me la di de caballero con la firme esperanza de mantener viva esa llama que me lleve alguna vez a tener un encuentro apasionado con ella.
Avergonzado salimos y decidimo ya no ir a ningún lado; primero, a mi con esa cabeza no me iban a dejar entrar ni a la más mísera discoteca y segundo, ella toda “nice”, toda “fashion” no se sentiría cómoda andando con un sujeto con cabeza de pollo carioco.

Al otro día, al mirarme al espejo me vi peor que el día anterior así que decidir resolver de una buena vez por todas, este tremendo problema.
Después de consultar con mi deteriorado bolsillo decidí irme a la Av. Abancay, donde cobran barato por corte de cabello, a ver si me arreglaban un poco. Llegué, busqué un sitio más o menos decente y le pedí que me arreglen la cabeza.
- Sabes hermano- me dijo el tipo – te han malogrado la cabeza, te sugiero mejor cortarte todo chiquito, para que te crezca parejo. Además está de moda el pelo corto, como Gian Marco-
Con esa explicación y con el sólido juramento de tener chicas a granel y fans enamoradas que me persigan como a Gian Marco, acepté que me corte el pelo.

El sujeto aprovechó y con una podadora en miniatura me peló toda la cabeza.
Nuevamente cachimbo, salí de la avenida Abancay, aproveché en comprar algunos DVD’s piratas que me envolvieron en una bolsa negra y me dispuse a regresar a mi casa.
El problema es que ningún microbús quería llevarme, cada vez que me iba a subir, el cobrador me cerraba la puerta al verme todo flaco, pelado y con mi bolsa negra
- No, no, ya han subido del centro victoria- Me dijo uno
- Está prohibido que suban fumones en rehabilitación vendiendo caramelos- me dijo otro.

Al próximo bus me subí “a la prepo” nomás antes que me dijeran algo.

Al llegar a casa, encontré a Marita parada en la quinta donde yo vivía solo, en un departamento que me había cedido mi papá temporalmente.
- Hace una hora que te estoy esperando acá- me dijo en tono de reclamación
- No me dijiste que venías- respondí un poco serio
- A ver – me dijo e intentó sacarme la gorra que me había comprado para que me dejen subir al microbús –
Con una “quimba” ágil la esquivé. Me hice el resentido y no le dije nada.
- No me vas a enseñar?-
- No- respondí en un tono poco amigable.
Marita abrió su mochila y sacó una botella de Pisco
- Para ti- me dijo. Te manda mi hermana dice que gracias por el apoyo... la tomamos juntos?- preguntó
Recién sonreí. “claro” le dije y estiré la mano para agarrar la botella. Ella la retiró rápidamente y la acomodó a su lado para que no la alcance.
- Pero si te sacas la gorra y me enseñas tu cabecita- me dijo, me guiñó el ojo y sonrió coquetamente.
Abrí la puerta. Pasamos. Nos tomamos la botella de Pisco y le enseñé mi cabeza pelada.

20 comments:

  1. wajajaja del centro victoria, yo creo que ademas del cuerpo y al apelada quizás ayudo la cara.

    NO me tomes a mal pero eso de: "y le enseñé mi cabeza pelada"... yo lo viré en otro sentido. xD

    ReplyDelete
  2. Joooer lo primero dar gracias a Cafeinomana porque yo tb he pesando si lo de la cabeza pelada iba con segundas, ajajaa. Si, estoy fatal, con la mente terriblemente sucia, ajajaja.

    Oye otra vez lo de la baba, ajajajaja...carajo tu tienes un problema, ajaja.

    Deberías escribir un libro con tus movidas, ajaja. A mi me hacen muchisima gracia. De todas formas a ti te pasa todo por confiado y buena gente!!

    Besos desde la roca que me cobija.

    Mar (...la vendedora de humo)

    ReplyDelete
  3. Apoyo lo que dijo Eduardo en alguna ocasión, la Mar que comenta no parece ser la misma que escribe en su blog.

    Mar, no creo que tengamos la mente sucia ah, yo creo que Eduardo anda dando mensajes suciamente subliminales jajaja

    ReplyDelete
  4. ¡Qué genial tu relato de desgracias! Me he reído en varios pasajes no tienes idea, sobre todo cuando te discriminaron por flaco, pelado y por llevar una bolsa negra.

    Si te hace sentir mejor, no sé por qué te imaginaba como una persona con un poco de sobrepeso (y con indicios de calvicie). Ehmm... no dije nada!

    Saludos!

    ReplyDelete
  5. Hola mi estimado Eduardo. Me has hecho arrastrar de la risa con tu post. De solo imaginarme cuando te choteaban de los micros porque tenías pinta de pastrulazo en rehabilitación, me orino de la risa, ja ja ja.

    Tienes suerte de no engordar. Yo era flacazo de chibolo, pero ya despues, la buenas comelonas hicieron de las suyas, je je. Y ahorita estoy un poco subido de peso, pero al nivel de Ñoño. Aunque cuando veas el programa de "3G", voy a parecer un Michelin, je je.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  6. Edu, me atrevere a decirte asi.... jajaja en verdad q me mori de risa... con tu primera historia... y revivi con la segunda.. tb he pasado por eso de los hospitales xq soy flaquis... y dicen q mis pulmones son de nena de 12 años...asi q imaginate.. ejej y sobre lo otro ajajja eso no fue por flaco... fue por babosooo jajajaja... y x pirata // Saludossss muaks!...♥

    ReplyDelete
  7. Jaaaaaa!!!!!!!! Del centro victoria, jajaja, qué maleados, jajaja, aaaayyyy me has hecho reír, como siempre, pero lo del caballito fue genial, jajajaja, pero 2 horas? Pues qué tenías el pelo como el de Daniela Romo? Ay que lindo, eso de "me chorrié", jajaja, que mate de risa, te imaginé tal cual lo describiste, cómo habrá quedado esa cabeza, esos sitios de corte gratis, nicaaaa!!!! Oyeeee, pero no cuentas que pasó con el pisco y Marita!!! La pelada a mí también me sonó con segunda, jajaja, cuenta!!!

    Un besote!!!

    ReplyDelete
  8. Que maleado tío, has pasado las mismas que mi amigo "tubermusculoso", aunque esa del caballito ya no tiene nombre jajaja.

    Ese mi compare todo flaco pero sabroso si o no tío?

    Bacán tu post, ya tocaba reírse con tus cosas jeje.

    ReplyDelete
  9. Jajajaja... bueno soy la misma mar, solo que dejo el blog para la nostalgia que a veces me nace.

    En mi dia a dia soy como un cascabel!!! (...de serpiente, ajajaj)

    Besos

    ReplyDelete
  10. Hola Eduardito.

    Fe de Erratas:

    DIJE: Y ahorita estoy un poco subido de peso, pero al nivel de Ñoño

    DEBI DECIR: Y ahorita estoy un poco subido de peso, pero NO al nivel de Ñoño

    Hay una gran diferencia en ambas frases, je je.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  11. jajajajajajaaaaaaa! Centro victoria!!! Es que no me imagino tu cara después de escuchar eso! jajajaja no sabes cómo me puedo haber reído!

    Pero la verdad TE ENVIDIO!!! Ya quisiera tragarme una vaca sin subir un kilo! Una que lucha por desaparecer el "jamón" y tú seguirás flaco para siempre!!! Te envídio un poco de verdad! Aj!

    Pero qué buen post como siempre!
    Un beso!!!

    * También de acuerdo con Cafeinomana y Mar, con lo de "cabeza pelada" jajajaja.

    ReplyDelete
  12. jaja Eduardo lo de la cabeza pelada no es ningun problema, te lo aseguro, jeej y lo de la otra tampoco, ejejej por que dicen malpensadas? ejjeej lo que pone es lo que quiere decir.
    Vaya historia la tuya.
    un abrazo de sabores

    ReplyDelete
  13. Qué envidia! Yo tengo tendencia a engordar así que ahorita de tanta harina, grasa y azúcar que me emboto ya tengo 10 kilos demás. Con Rubén hemos hecho una apuesta por eso.

    Caballito/Penal de Santa Mónica, pobre muchacho xD

    Pdta: Y lo de la cabeza pelada, yo también lo vi en otro sentido xD

    ReplyDelete
  14. Pelado nuevamente! pero qué paso con marita cuenta cuenta :D

    ReplyDelete
  15. Como todos yo tambien me cagué de la risa x)
    Que suerte que no tengas que engordar, yo tengo que cuidarme.
    Es cierto sonbre la diferencia entre el flaco y el gordo.
    Como te puedes ir a la AV Abancay a cortarte el cabello? #Fail

    ReplyDelete
  16. Lo que mas me sorprende es que hayas dejado que practiquen con tu cabello !!
    Hasta donde pueden llegar los hombres cuando les gusta una chica ??? ... Por que no creo que lo hayas hecho de muy buena gente...
    Saludos !!!

    ReplyDelete
  17. Gracias por tu ofrecimiento de achucharme, pero con lo desastre que eres fijo que en algún lio te metes, ajajajaja...

    A veces hay dias en los que una tiene que simplemente pararse a lamerse las heridas.

    Gracias por ser fiel a mis humildes letras Eduardo.

    Mar (...la vendedora de humo)

    PD: joooer a ver si arreglas tu PC que espacias demasiado tus entradas, ajaja.

    ReplyDelete
  18. Jajajajaja... que buen post y blog. Te sigo al toque.

    Saludos.

    ReplyDelete
  19. Hola Eduardo/Marcelo, el 10 de marzo va a ver una reuna blogger por la tarde, a las 5 mas o menos en el Olivar pero eso puede cambiarse, ya han confirmado varios.
    Esta reu será para conocernos, interactuar, unirnos. Animate

    ReplyDelete
  20. Te entiendo en eso de ser flaco, todos me ven y piensan que no me divierto... y todo por ser flaco realmente xD

    Saludos!

    ReplyDelete

LinkWithin

Revisa también estos posts: