Friday, August 12, 2011

La Teoría del Remember

Conversaba con un viejo amigo que me decía: “Una vez que te haces socio de un club, eres socio para toda la vida” en clara alusión a que si una vez tuviste amoríos con una chica, puedes de vez en cuando recordar esos viejos momentos. Y en efecto, mi querido amigo Carlos Alberto, más conocido como Carlitos, era un galán de aquellos, reconocido dentro de una no muy modesta extensión geográfica. Era de aquellos que armaba las fiestas. El que siempre llamaba por teléfono cada fin de semana y decía “que haces huevón, vente al toque que estoy con dos flacas”. Yo reconozco que soy muy flojo para salir, no me gustan las fiestas y por si fuera poco soy terriblemente malo bailando.
El “Carlitos” sostenía la “Teoría del Remember” y al parecer tenía un asidero real. De vez en cuando, de tiempo en tiempo se las arreglaba para hacer una llamadita a alguna ex enamorada, ex amiga o “ex agarre”, “ex aguirre” para salir, tomar unos trago y después conseguir el objetivo final, que por más crudo que suene tengo que decirlo, terminaba con ellas en la cama. Aunque no siempre les ligaba, pero tenía una efectividad increíble. Yo diría en términos estadísticos que tendría un nivel de confianza del 95.5%, suficientes como para comprobar la “Teoría del Remember”.
Adicional a ello, no importaba si esta “ex” estuviera ya saliendo con alguien o tuviera algún compromiso formal. El se las arreglaba para convencerlas a salir y luego ya todo estaba en su cancha. Dentro de mi formación moral y humana he aprendido a respetar propiedades ajenas, sólo una vez pasé a interpretar el rol de amante, que contaré en el siguiente post, y desde esa fecha prometí respetar lo ajeno y cumplir el décimo mandamiento “no desearás los bienes ajenos”. En cambio Carlitos argumentaba “Oye hermano, para jugar fulbito no necesitas que la cancha esté nueva”.
Yo por mi parte, siempre que he terminado con alguna enamorada ha sido para siempre. He terminado mal. Por ser un “sentimentalón”, las rupturas me afectaban terriblemente. Por eso, para mi si una relación acaba, acaba del todo. De raíz. Un solo dolor de frente. No existe que “somos amigos”. Eso no tiene cabida en mi mente y en mi pobre corazoncito. El quedar como amigos sólo hace que se alimente por alguna de las partes, la posibilidad de volver. Se incremente y se guarden ilusiones de poder recomponer algo que ya está perdido. Y como en toda relación siempre hay alguien que gana y alguien que pierde, esa situación genera que la bien llamada “Teoría del Remember” tenga un asidero real.
Por eso, cada una de las pocas relaciones amorosas que tuve, preferí matarlas de raíz. De arrasarlas y arrancarlas completamente de mi vida. Nada de “ahora somos amigos”. Esa es la mentira más grande. Siempre habrá alguien que se aproveche de la otra parte, como mi amigo Carlitos. Siempre que puede aplica su “Teoría del Remember”, para variar el menú, para salir de la rutina, a pesar que tiene enamorada oficial con consentimiento familiar y todas las generales de Ley. Pero como él dice “Así es loquito, yo no engaño a nadie, eso hace bien a la relación”. O como mi amiga Sarita quien al terminar con su enamorado quedaron como amigos y como él mantenía la esperanza de volver con ella, Sarita solía utilizarlo, consciente o inconscientemente para que le haga sus mandados. Le lleve sus Currículums Vitae a diversas empresas. La transporte en carro a hacer sus compras. La invite de vez en cuando a alguna cebichería lujosa o la acompañe a alguna fiesta cuando no quería ir sola o quería sacar celos a alguno de sus nuevos pretendientes. Todo a cambio de un consciente o inconsciente “Remember”, cada vez más espaciado en el tiempo.
Por eso preferí un solo dolor y adiós para siempre. No hay lugar para amistades con intereses subalternos. Y peor aún sabiendo que suelo ser medio “candelejón” para las relaciones amorosas, evitaba cualquier contacto a fin de no hacer el papelón del “sufrido”, del “mandado”, “del arrastrado”, “del caracol”. Yo soy el de los que terminan cantando el “El triste” de José José. No puedo terminar cantando como el gran Carlitos “Soy soltero y soy sabroso” de los Hermanos Rosario.
Todo esto viene a que hace unos días recibí la llamada de Adelita, una “ex”. Con ella tuve una relación de dos años y algo más. La ruptura me dolió mucho. Después de casi seis meses de separación total. De no responder e-mails, mensajes de textos, mensajes del hi5, me llamó al trabajo. Después de hablar unos minutos me propuso vernos “como amigos” para conversar, para saber de nosotros. Yo la verdad lo dudé mucho. No quería exponerme a reavivar sentimientos que ya daba por muertos. Le comenté a mi amigo Carlos sobre el tema y me dijo “Ya pues huevón que esperas… adelante nomás un chocoflox y listo, recuerda que órgano que no se usa se atrofia”. Más tarde otra vez me insistió “Que fue gil, al toque nomás, en primera, sino el gusto se te va a pasar para atrás”. Al final, después de una concienzuda reflexión y ante los ánimos que me daba Carlitos, decidí llamarla y concretar la salida y de comprobar de una vez por todas “La Teoría del Remember”.
Ella quedó en pasar por mi trabajo, el viernes, a mi hora de salida. Llegó el citado día. Ella apareció igual de preciosa, lindísima, oliendo riquísimo, recién bañadita. En cambio yo, me aparecí todo “flaco, ojeroso, cansado y sin ilusiones”. Así, volvimos a hacer otra vez el mismo recorrido que hicimos por esos dos años y algo más. Comimos helados en la misma heladería, caminamos por el Mega Plaza, cruzamos el puente peatonal y llegamos al boulevard. “un par de chelitas?”, le pregunté, “ya bacán” respondió. Entramos al mismo pub, segundo piso, mueble del fondo. Hablamos de todo. Pedimos dos más. Después de regresar del baño apliqué el viejo truco de sentarme en su mismo mueble. Seguíamos conversando. Le daba algunas caricias en el brazo, un par de pellizconcitos coquetos. Una sobadita a la pierna y listo. A los minutos estábamos nuevamente “agarrando”. Una chelita más para redondear la noche y a cantar “A gozar sabroso”. Poco a poco los besos fueron más intensos y me animé a toquetear más allá de lo debido. Cuando ya todo estaba listo. Pedí la cuenta. Un taxi y directo al mismo hotel de siempre, ese que está por la “cuarenta” de universitaria.
Lo demás no tengo que contarlo. Revivimos viejos momentos. La pasé de lo mejor. Podría simplificar todo con esa frasecita de Arjona “Si basta con resumir que le besé hasta la sombra”. Hasta ahí todo bien.
Después de terminar nos quedamos echados en la cama, frente a frente, mirándonos, besándonos. Le dije “Adelita la he pasado muy bien contigo. Eres genial. Tu sabes que te quiero… porque no pensamos mejor las cosas…”. no me dejó terminar “No empieces otra vez” me dijo. “Me voy a la ducha” se paró y se fue al baño. Me quedé pensando. “Eso te pasa por ser un sentimental de mierda” me dije.
El día lunes al llegar al trabajo me encontré con Carlitos. “Y brother, como te fue el viernes” me preguntó. “Bien” le respondí. “cuenta pues, la hiciste o no?”. “Si, brócoli, la hice bien” respondí con ese tono de “experimentado”, de “pendejerete”. “Ya viste huevón”, me dijo, “así nomás es la cosa, acá a un mes la vuelves a llamar y listo otro remember”.
Ahora más tranquilo, reflexionando con la serenidad que me da la soledad, he decidido volverme un fiel creyente de la “Teoría del Remember”. Que piensan ustedes?.

6 comments:

  1. Jaja toy aprendiendo bastantes cositas aquí..,.A ver, desde mi punto de vista sí es posible quedar como amigo con un ex. Sé que yo no puedo hablar mucho porque no he tenido ex, pero pienso que mientras las mujeres sí podemos sostener una relación amical con la anterior pareja, el hombre no lo puede hacer, es como si su corazón oponiera más resistencia en una ruptura, mientras para nosotros 'el borrón y cuenta nueva' sea una cosa más natural. En fin, para que no sufran empeñándose inútilmente en una desilusión, también les aconsejaría hacer lo que tú haces. Se nota que en tu caso, habla la voz de la experiencia =P

    ReplyDelete
  2. Hola Eduardo, hace unos días te leí y no pude dejarte un comentario pero sí te agregué a mi lista de blogs que sigo.

    Esta teoría de hecho es muy acertada, lástima que yo no la haya vivido pero sí..tengo un colega que es como tu amigo Carlos jeje.

    Saludos

    ReplyDelete
  3. Hola Patty, gracias por pasar por acá y como verás estoy aplicando algunos consejitos tuyos y estoy hermoseando mi blog. Sonreí cuando leí eso de "Se nota que en tu caso, habla la voz de la experiencia" jajaja. Una vez más no creas todo lo que se dice en este blog, y en internet en general.

    Aldo, igualmente te agregué y ando poniéndome al día con algunos blogs más. Si bien tengo esta cuenta desde el 2006 creo, recién en estos dos últimos meses me he puesto un poco las pilas.
    Este fin de semana continuo leyendo tus posts.

    ReplyDelete
  4. Hola Eduardo. Otro tema interesante.

    Hay gente que lo aplica y les funciona. Todo depende de cómo se haya terminado en esa relación y si uno ha salido dolido, ese "remember" va a ser más dañino que provechoso. Ahora, si ambos, son concientes que no quieren volver a estar juntos y siempre y cuando no están con otra persona., no habría nada de malo en eso. En lo personal, nunca me ha pasado porque coincido contigo en que lo pasado, pasado está y nada gano echándole sal a mi herida. Pero de que debe ser tentador, claro que lo es.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  5. Esa teoría tiene mucho de cierto, no solo para ustedes sino tambien para nosotras, pero ten cuidado de que piensas que "usas" cuando en realidad "te usan" igual de todos modos ambos salen disfrutando jaja ! saludos!!!

    ReplyDelete
  6. Interesante!
    Yo tuve un novio, poco tiempo, terminamos, bueno, el me terminó jajaja. La verdad no estaba realmente enamorada, pero si lo queria y me dolio cuando terminamos. A la semana, ya estaba con otra chica.

    En fin, unos meses despues, nos reencontramos, y si,mantuvimos choques fugas por un bueeen tiempo (teniendo el otra relacion). Cierta vez me preguntó si quería regresar con él. Le di la misma respuesta que te dio tu ex a ti.

    En fin, cuando te das cuenta que esa relacion meramente sexual te pone en una zona de confort (como me paso a mi), donde no buscas otra pareja ni nada.. es hora de ponerle fin.

    Nos leemos!

    Yop.

    ReplyDelete

LinkWithin

Revisa también estos posts: