Thursday, July 07, 2011

Impresionando a una Dama

Tenía unos 21 años y andaba como siempre solo, sin rumbo y sin saber que hacer los fines de semana. Un sábado, posiblemente al verme mi hermana en esas condiciones decidió invitarme al club al cual ella asistía religiosamente todos los fines de semana de cada verano.
No me pareció una buena idea ir con mi hermana y mi cuñado a un club donde la mayoría van con sus familias, con sus parejas a divertirse y pasarla de lo lindo, comer un cebiche y luego unas chelas, mientras tanto yo, iba a estar como un hongo, como un arrimado mirando como los demás se divertían.
Pero bueno, como no tenía nada que hacer acepté ir con el consuelo siquiera de encontrar chicas bellas en bikini y si bien no tendría oportunidad de “meterle letra”, al menos podría apreciar estéticamente la belleza de la mujer peruana.
Acepté ir, llegamos y nos instalamos en unas tarimas cerca de la piscina. Me senté al borde y me dispuse a tomar un poco de sol por un buen rato para luego tomar un chapuzón.
Mientras escuchaba Metallica en mi fenecido walkman, me tocan el hombro “Eduardo” me dicen. Volteé de inmediato y era mi amigo Ismael de la universidad. “que haces acá” me dice. Respondí sarcásticamente “dando mi examen parcial” y los dos reímos. “Que voy hacer pues, he venido a veranear un rato” agregué, haciéndome pasar como un tipo despreocupado que había venido a disfrutar del sol y la piscina. Ismael se ríe y de inmediato me presenta a una fémina que la acompañaba. Al verla, todo lo demás se puso en blanco y vi, una aureola de luz a su alrededor como el de la virgen de Guadalupe. Me quedé abobado de ver a una chica preciosa en bikini y con un pareo a la cintura que cubría las curvas de sus caderas. Era la mujer de mis sueños, mi complemento perfecto, el cóncavo para este corazón convexo. En mis oídos empezó a sonar de inmediato campanas con la melodía de “Historia de amor”. Tartamudeé, se me trabó la lengua, me puse rojo y solo atiné a darle la mano y un beso en la mejilla a la vez. “Elizabeth, mi hermana” dijo Ismael y sentí como un alivio como si una puerta se abriera, como una oportunidad, una lucecilla de esperanza de poder entablar una bonita amistad con fines serios con este no mal parecido tipo, deportista y con costumbres sanas, como dicen los anuncios de los diarios de las personas que buscan pareja.
“Vamos a tomar unas chelas” me dice Ismael. “Estoy allá con mis papás”, “Date un salto”, agregó. Y yo que aún no salía de mi estado de shock no me salía palabra alguna. “Chau” me dijo Elizabeth y agitó la mano con una delicadeza digna de una presentación de un certamen de belleza.
Luego de unos minutos de planificar algunas estrategias para florear a aquella dama le hago señas a lo lejos a Ismael. Este me llama y me acerco como quien no quiere la cosa. Me presenta a su papá y a su mamá y nos sentamos a la mesa a tomar unas chelas. Ismael me hablaba y me contaba de “ene” cosas de la universidad, y que me disculpe si lee estas líneas, mi mente estaba en otro lado, sobre la anatomía de su hermana. Estaba perdido mirando de reojo a Elizabeth como se deslizaba el bloqueador por todo su cuerpo. Su cabellera sujeta con una peineta y los lentes oscuros eran la prueba contundente para eliminar de una vez por todas el programa photoshop de las revistas de modelaje.
Elizabeth se pone de pie y dice “chicos que hacen ahí tomando vamos a darnos un chapuzón”. “No jodas” dice Ismael, “ya ahí vamos” añadió. Y yo, que quería irme corriendo atrás y decirle “Sirenita yo soy tu príncipe Eric”. “Terminamos esta chela y vamos” agregó Ismael. Luego de unos cinco minutos que parecieron una eternidad nos dispusimos a entrar a la piscina. Elizabeth se había acomodado al filo de la piscina con las brazos cruzados “Ya chicos”, nos decía.
“Vamos al trampolín” dice Ismael señalando una torre con una tabla donde un grupo de gente hacía cola para lanzarse.
“A ver vayan” dice Elizabeth. “Desde aquí los voy a calificar quien hace el mejor clavado”.
Ismael prácticamente me da un jalón y corrimos al trampolín. Yo, que nací en Pisco y viví prácticamente a orillas del mar me jacto de ser un buen nadador, de ser un viejo lobo de mar capaz de superar a cualquiera bajo el agua. Reconozco que nunca me había lanzado de un trampolín pero, no sería cosa del otro mundo. Total me había lanzado del muelle de Pisco incluso haciendo una pirueta en el aire. Hicimos la cola y empezamos a subir las escaleras.
Cuando llegamos a la cima, la verdad se veía mucho más alto que desde abajo. Pensé retroceder pero tras de mi seguía subiendo otro grupo de entusiastas muchachos y bellas chicas. Adelante se lanzaban como si nada algunas féminas, de pie y otros tantos de cabeza. Cuando nos acercábamos, Elizabeth desde abajo nos agitaba las manos con una sonrisa preciosa. Desde aquí pensaba que si había que morir por complacer a Elizabeth lo haría sin pensarlo dos veces. Lo haría como un super héroe que se sacrifica para que su bella dama esté feliz y contenta. Por esa sonrisa me lanzaría del Empire State o de la torre Eiffel sin la menor duda. Ismael que iba adelante le tocó su turno, agitó los brazos a Elizabeth para que tome nota de su clavado. Dio un par de brincos sobre la tabla y se lanzó de cabeza. Poco ortodoxo, poco estético y con las piernas abiertas terminó su pobre actuación que me hizo acordar más bien a la bruja del 71 cuando se tiró a la piscina en Acapulco para salvar a Don Ramón. Era mi turno, así que saludé a Elizabeth con las manos, miré abajo y la altura por poco me hace desistir de lanzarme. Pero no podía quedar como un cobarde frente a la que podría ser la madre de mis hijos. Tomé valor, respiré hondo, di un saltito sobre el trampolín Y de inmediato esa tabla me lanzó como un resorte medio metro más arriba, mientras me elevaba pensaba “tranquilo nomás”, me di una vuelta estética y empecé a caer de cabeza de forma vertical hacia la piscina cuidando de mantener de forma recta mis piernas. Pero como estaba tan alto, mientras más iba cayendo no podía controlar mi cuerpo y poco a poco me iba inclinando cada vez más. Cuando llegué a la piscina prácticamente estaba en posición horizontal mirando hacia arriba. Caí como un paquete. Como quien lanza un saco de papas desde un camión interprovincial. Caí y prácticamente hice un hueco en el agua con la forma de mi silueta que poco a poco se fue llenando de agua otra vez. Y ni hablar del golpe en la espalda que me di. Sumergido en el agua no quería aparecer a la superficie de pura vergüenza.
Cuando asomé los ojos, como un cocodrilo escondido en el río, Ismael y Elizabeth se desternillaban de risa. No me quedó más que hacerme el loco y atribuir que todo fue por culpa de las chelas que había ingerido.
Bueno, lo que siguió después fue peor. A la media hora apareció el enamorado de Elizabeth, saludó a sus padres con la mayor familiaridad y la abrazó como quien marca su territorio.Así como llegué, regresé a la tarima de la cual había partido a seguir escuchando “Nothing else matters” de Metallica en mi fenecido “walkman”.

5 comments:

  1. Jaja, déjame decir que éste es el mejor post que voy leyendo de ti!

    Me gusta! Me gusta! Me gusta!

    Pdta: Veo que ya colocaste los anuncios =D

    ReplyDelete
  2. Hola Eduardo. Maestro, voy a tener que leer tus posts cuando no haya nadie aquí en la oficina, porque no puedo aguantarme la risa de la forma cómo narras tu historia.

    Compadre, estás perdiendo plata. Que Baily ni que Beto Ortiz, tu estilo es visual y hace como si uno al leer tuviera una pantalla de Tv con esa historia. Te felicito, me divierto horrores con tus posts. Y desde este momento, consíderame un visitante permanente de tu blog y también comentarista frecuente.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ReplyDelete
  3. jajajaja. Es una terapia, me burlo de mi, se burlan de mi, trauma superado.

    ReplyDelete
  4. JJAJAJAJAJJAJAJJAA creo qu ya encontre como superar mis dias tragicos, tan solo leyendote me cambia el ensamble!

    ReplyDelete
  5. Michi: si este blog sirve para cambiarte el "ensamble"? (no será semblante?), bueno lo que sea... entonces tiene una razón de existir. Un abrazo.

    ReplyDelete

LinkWithin

Revisa también estos posts: